lunes, 12 de noviembre de 2012

LUXX Marbella con Mateo Cortés

La noche del sábado 10-11-2012, tras un importante evento en el que participé activamente cómo DJ en uno de los puntos más emblemáticos de La Costa del Sol, estuve en uno de los "nuevos sitios de Marbella". Se trata de la discoteca LUXX, de la que mucha gente habla y ni idea... hasta que hablando días atrás con mi buen amigo Mateo Cortés, me comenta que es uno de los residentes. Le dije : "el sábado me paso a verte"... y allí estuve.

Lo primero y que me causó más curiosidad no fue el hecho de que Mateo fuese residente, sino de que ésta sala estuviese emplazada en el club que antaño (allá por 1998/1999) fuese residente de la sala un servidor y posteriormente encargado. En aquellos tiempos, lo regentaba la familia Evans y se llamaba Rock Club Marbella, una sala de culto donde podías ver una moto chopper en el escenario de la sala, cuadros con réplicas de discos de oro, plata y platino, souvenirs de Elvis y en general, una temática basada en la música de los moteros estadounidenses de los años 60/70 con aquella inolvidable "Route 66".

Al llegar, en la esquina, el mítico "Frank's Corner", un bar de la misma familia donde podías echarte una partida de billar, tomarte algo y comer de paso, a la vez que hacer amigos. Era una especie de bar inglés, donde hace años compartí en alguna ocasión un café con su anterior propietario, el que fuera mi jefe, Frank. Con Mark, su hijo, tuve más ocasiones... pero bueno, éso ya es parte de la historia.

El lugar no me llamó la atención. Quizás por el hecho de que ya lo conocía y claro, el subconsciente y la memoria, destrozan toda posibilidad de decir "impresionante". Una vez que bajamos las escaleras, la entrada permanece tal y cómo la recuerdo, con pequeñas modificaciones. Una U para aislar el sonido con una doble puerta son suficientes. Cuando entras la cosa cambia.

El grave te golpea profundamente, quizás debido a ésas cajas Dynacord que suenan muy enteras, con gran presión y por lo que se pudo apreciar, bien disfrutadas por los asistentes. Una buena nube de cabezas móviles distribuidas por toda la sala no son aquellos 4 scanners Martin 218 que tenía hace 14 años... pero bueno, los tiempos cambian, ¿no?. Acompaña una máquina de humo potente y un láser azul. La ventilación, cómo siempre, adecuada.

[caption id="attachment_869" align="aligncenter" width="560"]Mateo Cortés con Jordy Max en LUXX Marbella Mateo Cortés con Jordy Max en LUXX Marbella[/caption]

Las barras están en el mismo sitio, aunque la principal se ha visto recortada en beneficio de la sala. El toque "ice" de las mismas complementan una estética mucho menos cargada que en los tiempos de Rock Club, donde predomina el azul cómo color. La gente... local en su mayoría, joven, con ganas de divertirse y ocupando casi la totalidad del espacio disponible. La música... variada, tanto en géneros cómo en estilos. Hay dos DJ's en cabina que se alternan, cómo los clubes y discotecas con clase, donde se entiende que ésta opción ofrece una mejor experiencia al público gracias a los dos puntos de vista... señores dueños de discotecas, tomen nota.

He prometido volver, quizás para pinchar un set con mi colega Mateo y de paso, para compartir nuevamente con la gente de Marbella un tiempo único en la que es una de las ciudades más encantadoras de Europa. Gracias Juan Carlos Escobar (que es el otro DJ residente) por sacarnos la foto!!! A ver si nos iluminamos un poco en la próxima y nos sacamos una los tres :-D

No hay comentarios: