martes, 13 de noviembre de 2012

Revisando Akiyama Syncron

Vuelvo nuevamente y por puro deseo personal, a hacer una revisión no exhaustiva ni técnica de un dispositivo con aparentes utilidades para un DJ. Lo hago basado en mi experiencia personal y no recibo ni un euro por ello, así que seré lo más objetivo posible. Si quieres todos los detalles de la mesa, en éste enlace:  Akiyama Syncron

En éste caso, el turno es para la marca Akiyama y su producto Syncron.



Akiyama no es una marca que de entrada seduce al profesional. Creo que en parte, se debe a que muchos amateurs o principantes la suelen escoger cómo la marca para empezar.

Es cierto que hace años, la marca no destacaba por su calidad o productos un poco más útiles para el DJ, simplemente, vendía X productos porque hay un público para todo. Es cómo me dijo una vez un amigo maître: "Jordy, los chinos tienen en sus tiendas ésas alfombras fluorescentes con pelos que son más feas que mi suegra. Pero si las tienen es porque las venden y porque hay quién las compra". Gran verdad que me ayudo a cambiar mucho mi punto de vista. De hecho, no tengo apego a una marca u otra por que estén de moda, sean molonas o se sustenten por una imagen falsa tras de si. Ante todo, utilizo la cabeza, pienso y decido por mi cuenta lo que necesito, lo que me conviene y lo que me sirve. Al alejarte de estereotipos, verás todo con más amplitud.

De hecho, cuando le he comentado a otros profesionales del entorno que tengo una, sin mirarla ni tocarla, incluso sin saber de su existencia, el "vaya mierda" es lo primero que ha salido de sus bocas. Error. Parte de ser profesional incluye probar cuanto cacharro puedas. De ahí es de donde podrás sacar tus propias experiencias, opiniones e ideas, y decidir por ti mismo lo que te interesa, lo que sirve y lo que no. Y eso es lo que he hecho yo. Probarla. Si no me gusta o no me convence, o la devuelvo o la cambio, o la revendo. Mira que sencillo es. Todo lo demás son excusas. También debo decir que al tocarla, algunos la han mirado con más cariño. Solo dos me han dicho que ni se dignarían a pinchar "con eso"... los entiendo a todos.

Después del prólogo, toca hablar de lo que aquí interesa, la Akiyama Syncron, cómo dicen desde la marca, es un Sistema de DJ o un Media Player. Honestamente, creo que la definición sería más cercana a una Solución Híbrida, lo que pasa que ésta última palabra se asocia con coches y androides... y entonces, cómo que no mola... suena a experimento. Y no creo que desde la marca quieran dar ésta sensación. Tampoco es que me importe, pero, cada uno en su sitio y la música, en oídos de todos.



 Hablemos de primeras impresiones. ¿Porqué me decido por una Akiyama Syncron y no por otras?

Creía que necesitaba una controladora que venga con tarjeta de audio, así no hay que cargar dos cosas, además de cableado, posibles incompatibilidades y por supuesto, más trabajo para el ordenador. Aquí descarto un montón de controladoras de plástico para aficionados e indudablemente, subo el presupuesto. Entre ellas, apareció Akiyama Syncron, y me decanté por ella a pesar de sus hermanas menores y mayores, las primas gemelas y otras que no son familia, porque su SAC (Servicio de Atención al Cliente) funciona. A ver, hay otras marcas con un producto de idéntica estética, el chino que fabrica es el mismo, pero ¿y las políticas de la marca en España? No es frecuente enviar un correo electrónico y recibir respuesta con celeridad. Menos aún soluciones. Y encontré en Akiyama las dos cosas. Así que puestos a valorar, empecemos por lo importante. Tras de un aparato, hay personas.

Edito: El SAC funcionará siempre y cuando no sea mes de vacaciones... sólo espero que no tengas que arreglar nada en agosto... ¿es que no se puede quedar un técnico trabajando? ¿tiene éste país que seguir tan arcaico? Primera chapuza de cualquier marca: Los repuestos no esperan.

Tiene entradas para poner un par de CD's/Giradiscos/Dispositivos que reproduzcan audio si los necesitase, mediante conexionado RCA, puedo meter un pendrive y un disco duro en simultáneo, a toda vez que la conecto al ordenador, usando los dos canales de forma independiente con el software de mi elección... aunque puedo tener 4 tracks con un botón. Si amigos, la he probado con Virtual DJ en primer lugar y se lleva bien, aunque es muy muy muy incómodo tener 4 pistas con éste trasto. Con Traktor ni te recomiendo usarla, es un auténtico dolor de cabeza, está diseñada para VDJ y sus botones tienen la disposición para ello. Le llamaré mesa de aquí en adelante.



Entramos a hablar en profundidad.

La Akiyama Syncron pesa y no es porque le hayan metido plomo. La gran mayoría de éstos aparatos son de plástico y claro, parecen y en muchos casos son juguetes. Y de hecho, lo son. Sin embargo, en el caso que aquí nos ocupa, no sólo se aprecia ésta cualidad, también se nota la robustez, cosa de agradecer.

Me sorprendió gratamente el hecho de contar con salidas XLR, Quiénes no usáis más que las salidas RCA porque no conocéis otra cosa, por ignorancia o por lo que sea, quizás ésto os parezca irrelevante. Aquí puedo conectar directamente la mesa a un rack de dinámica y de ahí a un PA de 30.000w, por ejemplo, que no va a haber ningún problema. Y ningún técnico de sonido pondrá pegas. Llévale tu controladora y le das los dos rca... y le preguntas donde van... fíjate su cara. De hecho, hay dispositivos similares de otras marcas con más marketing y publicidad que ésta mesa, y no ofrecen ni la mitad, costando bastante más. Un punto a favor.

El volumen de salida de los auriculares es adecuado, con llevar el potenciómetro a la mitad, en condiciones auditivas normales por tu parte, creo que sobrará. Y sin distorsiones.

Las entradas de micrófono son el punto flaco de ésta mesa, vamos, una castaña... por suerte, nada que no puedas solucionar mediante un previo... pero ya se incrementa el presupuesto. Probamos con 5 micrófonos diferentes y usamos un previo para uno de ellos, que era de condensador. Ni que decirlo que fue la mejor de las pruebas, toda vez que la voz cobraba una presencia increíble. El talkover reduce la música a -20dB, pero a quiénes llevamos el locutor dentro (y llevo desde 1990 dando vueltas por las emisoras de medio mundo), es una solución poco práctica, así que está claro, un previo y solucionada mi necesidad con respecto a la mesa. Las pruebas las llevamos a cabo en dos lugares diferentes, uno fue en mi salón y la otra en los estudios de Radio Planeta 92.8FM, gracias nuevamente Christian por facilitarme la posibilidad de tener una segunda opinión no vinculada y de paso, otro entorno diferente.

Conectar la mesa con tu ordenador requiere un cable USB cómo el de tu impresora. Es fácil, el extremo cuadrado a la mesa y el otro extremo a un USB de tu ordenador. Conectas la entrada de corriente, porque la Akiyama Syncron requiere conectarse a la red eléctrica para funcionar y estamos en marcha.

La mejor prueba es en un evento.

Eso fue lo que hice. Llevármela a un evento. También llevé otra configuración por acaso... Las pruebas domésticas duran poco tiempo, mientras que el evento dura bastante más. Conectamos la mesa a una etapa con altavoces Nexo, así que sin posibles dudas de calidad. Durante parte del evento, estuvo Miguel, de Active Sound Productions, un DJ de rockabilly. Es un poco más purista que un servidor, y si bien prefiere el sonido más analógico por cuestiones que darían para otra exposición, no dejó de mostrarse sorprendido con la facilidad de uso y la rapidez con la que manejaba la mesa. Ya se ha comprado una mesa de American Audio... estaba visto...

Uno de los aspectos más interesantes es la información que muestra al conectar un pendrive o un disco duro externo formateado en FAT32, sinó, no lee. Está preparada para todas las variaciones de mp3 imaginables, así cómo wav, dos formatos de sobra conocidos y utilizados. En modo midi, muestra un mensaje que indica estar conectado al ordenador y el modo, que fue cómo lo usé durante toda la duración del evento.

No hizo falta conectar la otra configuración. La mesa funciona perfectamente, sin retrasos, sin lentitud. Los potenciómetros deslizantes (los de volumen) responden correctamente, la curva de subida es aceptable. Hay que ver cuanto duran sin rascar o hacer ruidos, pero éste es otro capítulo. Los faders rotativos (knobs) para localizar carpetas y canciones cumplen perfectamente su cometido, sin generar ruido adicional o clicks indeseados. Encuentras y cargas la música con enorme facilidad y rapidez. La práctica en minutos te incita a seguir tocando botones, especialmente aquellos que te permiten jugar.

Cuando entramos a la ecualización, surgen las primeras dudas... ¿cortará bien? ¿quitará bastante o se llevará más de lo que quiero? Lo cierto es que están bien, las variaciones que realizas sin entrar en detalles técnicos, cumplen su función, tacto de goma antideslizante y estriada, con la función "push" para activar/desactivar el kill. ¿Cómo te enteras? Aparte de la ausencia de lo que hayas cortado, un led rojo te indica junto a los agudos/medios/graves que está activo. La experiencia visual y la actitud que adoptas con ella es correcta.

La separación entre botones es normal, idónea para casi todos los gustos y dedos. El tacto es suave a la vez que robusto. Los efectos que trae incorporados funcionan muy bien y ni te cuento al exprimir aquellos que tengas en el software... te va a faltar tiempo. A ésto le sumamos que la podemos poner en un rack de 19" con los adaptadores y tenemos el paquete completo, aunque todo hay que decirlo, los botones y conexiones de micrófono/auriculares harán que al menos necesites un par de unidades de espacio libre en el rack, algo que no suele sobrar. ¿Quizás en la próxima versión pensemos en eliminar ésto y ponerlo más accesible en caso de usarla en un rack, Akiyama?

La disposición de las teclas en los cargadores emula perfectamente a un reproductor de CD profesional, de hecho, la primera percepción es que te encuentras ante uno de ellos. Se agradece el hecho de que el botón de SYNC no esté presente físicamente, es decir, que no hay un botón específico para sincronizar los bpm de las canciones. Aquí hay que usar el pitch para cuadrar, aunque también puedes hacer la combinación de teclas y voilá, aparece.

Conclusiones.



Una mesa de éstas características no está pensada para un usuario novel, de hecho, requiere cierto conocimiento en las técnicas del DJ para un correcto manejo. Cuando la conectas al ordenador, hay botones que cambian su función, por lo que es recomendable leer el manual de usuario y llevarse la chuleta.

Me consta (que iluso yo... no, no me consta ni creo que lo hagan) que en Akiyama han tomado nota de mi sugerencia para crear los vinilos que nos permitan superponerlos a la mesa, especialmente a la parte de los reproductores, para tener así una especie de mapa visual, con el que acceder rápidamente a todo y explotar todas sus posibilidades, que son muchas. Otra cosa es que me hagan caso... si es el mismo caso que al requerir el SAT en agosto...

Cómo solución es aceptable para aprendices, Room DJ, amateurs e independientes. No está pensada para un entorno exigente y de hecho, no se me pasaría por la cabeza darle tarea en ésos términos. Está bien para lo que es, cargar canción, pulsar play, gente baila... y para de contar.

No seguiré probando cosas de ésta marca. Todo el posible interés que pude tener en ella se diluyó al vender la controladora y el trato devengado.

3 comentarios:

luis dijo...

impresionante review jordy, se agradece enormemente las reviews de estos productos de marcas no tan reconocidas con lo cual mejor de precio que las marcas standard,ya que en muchos casos como es en este a veces la relación calidad precio es realmente sorprendente

Jordy Max PRO DJ dijo...

Hola Luis, gracias por el comentario. Akiyama no es una marca conocida entre el público profesional y desdeñar de ella sin probarla, es lo que te hace de todo, menos profesional.

Los resultados, por ahora, son satisfactorios. Si hay que quejarse... pues también lo hare ;)

Saludos

JordyMaxDJ dijo...

Revisando Akiyama Syncron: Vuelvo nuevamente y por puro deseo personal, a hacer una revisión no exhaustiva ni... http://t.co/9vifT7HTWa